9 Maneras de Convertir Un Viaje en un Desastre Total

¿Quieres convertir tu próximo viaje en un desastre total? ¡No hay problema!  Tenemos  nueve maneras para hacerlo pero no te preocupes; también te explicamos cómo prevenir los desastres.

9 Maneras de Convertir un Viaje en un Desastre Total

Conozco de varias personas que han hecho varias de estas cosas, por favor no lo hagas tu también.

  1. No te registres al PreCheck

Esto es perfecto para quien le encanta hacer  filas largas. Si este no eres tú, regístrate para tener  tu Pre-Check. Este programa del TSA sólo te cuesta US$85 por cinco  años y los niños menores de 12 están  incluidos gratis. PreCheck  y su primo internacional Global Entry  son útiles  durante todo el año pero especialmente  buenos durante la temporada  vacacional.

  1. Usa Equipaje Grande

Una maleta grande facturada usualmente tiene una tarifa de US $50 (por vuelo redondo), la cual encontramos  medio desastroso pues  podrías usar ese dinero  en algo mucho más divertido como  una buena comida  en un gran restaurante. Así que,  utiliza tu maleta de mano y no pagues ninguna tarifa (las excepciones: Frontier y Spirit  quienes cobran por todo tipo de equipaje) pero hay otra ventaja: el equipaje de mano viaja contigo así que no tienes que preocuparte por que se te pierdan las maletas.

Y esto es lo que debes hacer cuando  se pierde tu equipaje.

  1. Botar tus recibos

Dale,  bota esos recibos pero te advertimos: si hay un problema con tu vuelo como un retraso, cancelación o equipaje perdido, la aerolínea insistirá  en documentar tu reclamo y eso podrá incluir los recibos por facturación de equipaje, tiquetes de abordaje y más. Pon todos estos papeles  en un bolsillo de tu maleta y bótalos  sólo cuando el viaje se haya realizado con éxito. Consejo: si guardas estos documentos en tu teléfono, considera hacer copias en papel también; se ha conocido de casos en que  las personas han oprimido ‘delete’ por error.

  1. Empacar de más

Te gusta tener ropa para escoger  así que dale, siéntete libre de empacar más de lo que necesitas, y asegúrate de incluir muchos pares de zapatos  y botas. La mala noticia es que podrás terminar pagando por el sobre peso de tu equipaje  hasta US $200 (o US $400 en vuelos internacionales), además de la tarifa por documentar el equipaje. O puedes, empacar ligero, usa una maleta de mano y ahorra dinero. Si debes facturar tu equipaje,  50 lb. es usualmente el máximo peso permitido antes de comenzar a cobrar tarifas por sobrepeso.

  1. Deja los aparatos electrónicos y/o los cargadores en casa

¿Para qué llevar más peso con los aparatos electrónicos si las aerolíneas ofrecen películas gratis? En realidad, algunas aerolíneas no ofrecen  entretenimiento  y muchas, que sí lo hacen, no ofrecen pantallas; el entretenimiento de ahora está hecho para que tú puedas ver en tu propio equipo. Si lo dejas en casa, olvidas cargarlo, u olvidas el cargador de energía te encontrarás ojeando la revista de la aerolínea durante todo el vuelo (y lamentamos reportar que hace años no vemos  un catálogo de SkyMall en un avión).

  1. Olvidar los snacks

¿Quién necesita llevar algo de comida cuando se puede comprar lo que quiera en el avión?  Bueno, puede que no quieras lo que están sirviendo  y puede que no haya muchas opciones más que las minúsculas bolsitas  de papas fritas. Entonces, trae algo de lo que te gusta de casa; ahorrarás dinero, podrás comer cuando quieras  sin tener que esperar que el carrito de comida pase por tu asiento, y así comerás algo que realmente quieres.

Algunas ideas de buena comida para llevar en el avión.

  1. Dejar tu habitación de hotel sin antes revisarla

Ya creciste,  sabes cómo empacar tu equipaje sin dejar un calcetín, así que pensarás que una última revisión de la habitación del hotel no tiene sentido. Pues,  dile eso a unos conocido que dejaron su anillo de matrimonio en la ducha de la habitación del hotel recientemente y se olvidaron  totalmente  de este  (sí, su esposa tampoco lo notó, historia verdadera).  Imagínate lo que ellos desearon haber revisado su habitación  antes de salir del hotel (y no, a pesar de haber llamado al hotel, su anillo no fue recuperado).

  1. Olvidar revisar tus bolsillos o tu cartera

De nuevo, somos todos adultos, no necesitamos que nadie nos diga “¿Tienes tu billetera, tu teléfono, las llaves, las gafas?” ¿O lo necesitamos? Es una rutina lo suficientemente simple  y te ayudará a no enloquecer en casa o fuera de ella.  Convierte en un habito revisar tus bolsillos  y tu cartera en busca de todo lo necesario cada vez que vas a salir de un avión, un hotel o un restaurante.

  1. Olvidar de usar tu sentido común

Puede que no tengas un anillo que valga un millón de dólares o viajes con guardaespaldas, pero según lo han mostrado las noticias recientes, cosas malas le pueden suceder a cualquiera, hasta a los más famoso y ricos. Una buena regla a seguir,  es dejar todo lo de valor en casa.  También, no muestres tu dinero  y  ten cuidado al usar los cajeros automáticos,  no te desvíes  por calles poco iluminadas  y siempre mantén tu teléfono contigo (si lo dejas encima de la mesa al comer podría ser fácil para que  algún amigo de lo ajeno pase corriendo  y lo tome). Acá tenemos una lista  de las trampas más populares  y de las que te debes cuidar. Ten cuidado, se inteligente y se un viajero precavido

Autor:

Publicado: October 13, 2016